El placer y el valor del cuidado estético del coche

11.7.12 John 0 Comments

Un BMW 328 i Coupe de 15 años con su pintura original en perfecto estado

El cuidado del automóvil no solo implica a su parte mecánica. También implica su cuidado estético. Si bien es cierto que es imprescindible invertir dinero que mantener nuestro vehículo en las mismas condiciones de seguridad, eficiencia y emisiones, no es menos cierto que su valor está más ligado a aspectos estéticos. Un coche descuidado en su carrocería e interiores da la sensación de un propietario negligente. Simplemente, nos costará creer que el coche está mantenido de forma adecuada. En caso de que queramos venderlo su valor se verá muy reducido.
Pero no solo es una cuestión del valor del objeto. Si estás leyendo este blog, probablemente te preocupas por tu coche y te gusta cuidarlo. Seguramente habrás experimentado el placer que se siente cuando se lava el coche tras, por ejemplo, un viaje en un día lluvioso. Un simple lavado y parece que estrenamos el coche. Incluso parece que va mejor. No solo me pasa a mí, lo he comentado con otras personas y tienen la misma sensación. Y no es más que eso, es nuestra propia satisfacción que nos hace apreciar más nuestro coche.
Imaginemos ahora que no hacemos un simple lavado. Si enceramos el coche, se disimulan también los pequeños rayones.  Y si usamos un glaze antes de encerar, mejor aún. El uso de estos productos no solo tiene la función estética de mejorar el brillo del vehículo. Tiene una función más importante: la protección de la pintura frente al ataque de los agentes externos.
Esta fina capa de cera evita el contacto con la contaminación, heces de pájaros y las molestas secreciones de algunos árboles, facilita la limpieza y evita el ataque y deterioro de la pintura.
Piensa una cosa: la pintura de tu coche solo puede ser original una vez.

Un BMW 328 i Coupe de 15 años con su pintura original en perfecto estado El cuidado del automóvil no solo implica a su parte mecánic...

0 comentarios :