Coches clásicos y antiguos eléctricos: Detroit Electric

26.2.13 John 1 Comments

North Carolina Transportation Museum. 1919 Mod...
North Carolina Transportation Museum. 1919 Model A, Detroit Electric (no Ford) (Photo credit: Wikipedia)
Parece que el coche eléctrico es algo nuevo. Pues no lo es, como casi nada en el mundo de la automoción: hay coches clásicos y antiguos eléctricos. Novedades reales hay pocas. Si miramos a los primeros coches de la historia, prácticamente podemos encontrar los elementos básicos de cualquier coche moderno. El principio de funcionamiento es el mismo, sofisticado hoy en día hasta el infinito e incluyendo controles electrónicos. Los avances más importantes en tiempos recientes han venido de nuevas tecnologías y materiales más que de dispositivos mecánicos realmente nuevos.
El coche eléctrico no es una excepción. De hecho, a principios del siglo pasado los coches eléctricos tuvieron la oportunidad de imponerse a los de gasolina y a los de vapor (que también competían en ese momento). Muchas marcas fabricaban coches eléctricos. De hecho, Henry Ford colaboró con Thomas Edison para desarrollar el vehículo eléctrico como principal tecnología para el transporte. De hecho, Ford compró un coche eléctrico para su mujer, de la marca de la que hablaremos aquí. Hoy quiero traeros una que fue bastante destacada: Detroit Electric.
Detroit Electric es la marca bajo la que se vendieron los coches eléctricos de Anderson Electric Car Company empresa que se dedicaba a fabricar carruajes. En 1907 fabricaron su primer coche eléctrico y lo estuvieron haciendo hasta 1939, aunque en pequeñas cantidades después de 1920.
Los coches de gasolina se fueron abaratando y Detroit Electric no pudo competir. El precio del coche en 1914 era de 2650 dólares con baterías de ácido-plomo. Opcionalmente se podía pedir con una batería níquel-hierro Edison por 600$ más. Un Ford Modelo T costaba 600$...
El Detroit Electric era capaz de recorrer 180 km con una sola carga aunque la velocidad máxima era de 32 km/h que hoy nos parece ridículo pero que no estaba mal para la época.
Estos coches solían venderse a médicos y mujeres. La razón es que el arranque en aquéllos días era a manivela, que requiere fuerza y técnica. Además, a veces no era fácil ponerlos en marcha. El Detroit Electric estaba listo para funcionar de forma inmediata, algo que los médicos y las mujeres agradecían.
En fin, un capítulo de la historia del autmóvil muy interesante y que va a despertar atención en los años que vienen en los que el coche eléctrico viene para quedarse.

Os dejo unas curiosas fotos de un Detroit Electric que va a ser restaurado y de su puesto de conducción (por palanca en vez de volante, como era más o menos frecuente en la época). Está claro que habría estado en mucho mejor estado conservado en una de nuestras fundas envolventes para coche, que lo protegen del polvo, la humedad, los animales y del sol.
auto eléctrico antiguo, coche eléctrico antiguo
Detroit Electric 1914 en 2006 antes de ser restaurado.
coche eléctrico clásico
Puesto de conducción de un Detroit Electric 1914 en 2006 previo a su restauración


Enhanced by Zemanta

North Carolina Transportation Museum. 1919 Model A, Detroit Electric (no Ford) (Photo credit: Wikipedia ) Parece que el coche eléctr...

1 comentario :