10 consejos para comprar un coche clásico

30.11.16 John 0 Comments

Auburn 851 Super Charged coche clásico
Auburn 851 Super Charged (Fotografiado en Lugo en 2004)
¿Estás pensando en sumar un Seat 124 Sport 1800 a tu garaje? Adoro este modelo, me parece elegante, rápido y divertido. Un gran clásico para disfrutar los fines de semana. Tal vez seas más de coches clásicos más populares como el Renautl 4/4 o de vehículos Clásicos, así, con mayúsculas, y prefieras un impresionante exclusivo Auburn 851 como el de la fotografía. La mayoría de los aficionados queremos nuestros vehículos clásicos para disfrutarlos los fines de semana en nuestros momentos de ocio pero también hay que tener en cuenta que son una inversión. Hasta los más humildes veteranos pueden incrementar su valor según se van acumulando décadas y van siendo más escasos. Sí, el coche clásico es una inversión y así también hay que considerarlo.
Sean cuales sean tus gustos,  preferencias y bolsillo, conviene que tengas en cuenta unas cuantas cosas antes de sacar la cartera para adquirir tu coche clásico.

1- Si ves óxido, date la vuelta y vete. No estoy hablando de una ampolla aquí o allá un pequeño punto de óxido sino de coches muy oxidados. Si el óxido es evidente a la vista, las partes ocultas estarán, casi seguro, en peor estado. El problema de esta situación no es que sea irreparable (a veces sí que lo es) es que es muy caro. Salvo que el coche sea un modelo único y muy valioso es mejor adquirir otra unidad. Además, el coche ya nunca será original pues si el óxido ha penetrado mucho la solución es la sustitución de paneles... que nunca serán con los que salió de fábrica. Mucha atención en revisar los puntos más proclives al óxido, como interior de aletas, bajos, vierteaguas, bajo el parabrisas, etc. Conviene investigar los puntos débiles del coche que vayamos a ver.

Spanish Classic Car Seat 124 Sport 1800 blanco
Seat 124 Sport 1800 (Fuente: Wikipedia)
2- Comprueba que la mecánica corresponda con el modelo. No hace mucho fui a ver un precioso Alfa Romeo Giulietta de 1960 que estaba algo ajado, con la pintura descolorida y bastante polvo. Eso sí, el coche estaba completo y sin óxido, lo que lo hacía un candidato perfecto para la restauración para un cliente que lo buscaba. La sorpresa vino cuando revisé el motor... un magnífico Seat biárbol de los años '70... Mi gozo en un pozo, aparentemente el motor original rompió y "lo dejaron tirado por ahí". Ese motor sin reparar valía mucho más que el motor instalado. En fin, una pena. Conviene investigar, además, si el número de motor y el del chasis coincide. En los coches europeos es poco frecuente pero los americanos muchas veces llevan grabados en el motor los últimos números del chasis. Si coinciden, el coche vale más aunque tampoco me importa adquirir un coche clásico con el motor adecuado aunque no fuera el original. Mirar los números de caja de cambios y diferencial es más difícil pero conviene hacerlo si el coche lo merece. Este punto es más importante cuanto más valioso sea el vehículo a inspeccionar.

3-Kilometraje. Parece evidente que cuanto menos kilómetros tenga un coche, mejor. Y en principio esto es así pero con matices. Hay coches que es mejor comprarlos con kilómetros, por ejemplo, Jaguar de los años '60 a los '80 del pasado siglo por la tendencia innata a oxidar sus contactos eléctricos (gracias a su instalación Lucas, algún día contaré por qué) pero que se oxidaban mucho menos si el coche se usaba con regularidad. Las averías eléctricas causan verdaderos dolores de cabeza. Por otro lado, no tengo ningún problema en adquirir coches con muchos kilómetros si éstos han sido bien mantenidos y están bien documentados. Tampoco sería muy normal comprar un coche con 50 años y 40.000 km. Hay casos, lo sé, pero hay que comprobarlo y mucho.

4- Si no estás deseando conducirlo, ¡no lo compres! Los coches clásicos producen muchos placeres pero también grandes quebraderos de cabeza en forma de falta de repuestos, repuestos prohibitivos o averías misteriosas. Si no has sentido ganas de quemar tu coche alguna vez es que has tenido suerte. Es un sentimiento pasajero pero si realmente no amas el coche que te has comprado, no lo vas a disfrutar.
Ford Mustang parked in a French street
Ford Mustang, el origen de los Muscle Cars americanos (Nantes,2011)

5- Estudia la marca y modelo que vas a comprar. El precio de algo tan único como un coche clásico es muy difícil de estimar. Incluso en modelos populares, cada coche tiene su historia, su propia lista de "heridas" y virtudes que pueden hacer variar drásticamente el precio de cada unidad. Por eso es muy importante haber estudiado a fondo la marca y el modelo, conocer qué años de producción son los más valiosos e interesantes y los problemas y defectos de cada variante y año. De esta manera nos aseguramos de pagar un precio adecuado por la unidad que elijamos, sin que un sobreprecio arruine nuestra inversión. No lo olvidemos, nuestro coche clásico es también una inversión, lo mire como lo mire

6- Piensa en pequeño. Cuanto más escaso sea un modelo, más valor tiene y más se revalorizará. Es evidente que vale más un coche del que se hicieron solo 250 unidades que de uno que se hayan hecho centenares de miles, cuanto más exclusivo sea, mejor. Es importante estudiar los volúmenes de producción. En este blog hemos hablado del Alfa Romeo SZ que es el Alfa menos fabricado o de un hallazgo que hice, un Harrington LeMans del que sólo se hicieron 250 unidades.

7- Versiones raras. Si un coche salió de la linea de montaje con alguna característica especial demandada por un cliente caprichoso, eso puede elevar el coche. Puede ser, incluso, que carezcan de ciertos elementos, como elevalunas eléctricos porque el cliente lo pidio manual para reducir el peso, o que lleve alguna preparación de motor de fábrica (muy típico de muscle cars americanos de los años '60 y '70). Lo raro, si es original, suele aumentar el valor, aunque no siempre. Una vez más, resulta imprescindible investigar antes de precipitarnos en la adquisición del coche clásico.

8- El color es importante. Aparte del estado de la pintura y que si es original vale más, hay ciertas combinaciones de color que aumenta el valor del coche. Por ejemplo, comprar el Roll Royce con tapicería rosa a franjas que encargó John Lenon. Me parece horrible pero el coche vale mucho más por este tema. Ojo también al argumento "este coche perteneció a..." salvo casos contados como el citado, para mí no tienen más valor por ser de famosos.
Classic Car electric: Detroit Electric
Detroit Electric, un clásico preguerra y además es eléctrico!!

9- Deportivos, cupés y descapotables. Como regla general, las versiones deportivas y/o con carrocería cupé o descapotable siempre valen más que la versión convencional. Además, se revalorizan más. No solo porque normalmente fueran más caras cuando se adquirieron nuevas sino tambíen porque son más escasas y tienen un especial encanto. A quién no le gusta viajar en un Mercedes pagoda escuchando su 6L...

10- Los coches de los '80 ya son interesante como inversiones a largo plazo. Compar un Ford Sierra Cosworth es evidente que es una buena idea, pero también lo es adquirir un Sierra XR4i, o un VW Golf 2 GTI o un Peugeot 205 Rallie. Son coches muy divertidos y con precios asequibles pero que ya están subiendo. No los desprecie.

Si tuviera cualquier duda, deje su comentario, estaremos encantados en contestarle o contacte con nosotros.




Auburn 851 Super Charged (Fotografiado en Lugo en 2004) ¿Estás pensando en sumar un Seat 124 Sport 1800 a tu garaje? Adoro este modelo,...

0 comentarios :